Y mientras yo…

La vida me sonríe
Qué vida tan chimuela
Vida tan engañosa
Que ni corre, ni nada, ni vuela.

La oportunidad levanta la mano
Como copiando a un vagabundo
Pidiendo migajas al tiempo
Que la mira furibundo.

Ahí va la paz tan mareada
Borracha de tanta guerra
Le ensució una blanca paloma
Y la orinó una perra.

El amor quiere entonar
Canciones al mar y al cielo,
Amor bígamo, sinvergüenza
Ese amor tan mujeriego.

Yo mientras tanto estoy
En medio de un ataque de risa
Viendo pasar al mundo
Al borde de mi cornisa.

———————————
Un poema escrito una noche de mucho calor y sed.

About these ads

Publicado el abril 23, 2013 en Poema, Poemas, Poesia y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 27 seguidores

%d personas les gusta esto: