Mes: octubre 2006

El poema de anoche…

Anoche maté el pasado que me arrastra desde la penumbra
le di de golpes le corte los brazos, anoche me di la vuelta
dejando a la tristeza con un palmo de narices.

Anoche te mire dormida y mis ojos se llenaron de sal
de sal liquida, de esa lluvia del alma que hace mucho
no era de felicidad.

Anoche por fin puse detras de las rejas mis penas, mis enojos,
deje a la vida seguir su curso y me olvide de intentar controlar
lo que simplemente no se puede ver.

Porque anoche cambie para siempre, porque anoche te vi,
y la sonrisa se mudo a mi rostro y ahí es donde quiere vivir,
porque la felicidad hecho sus raíces y todo, todo gracias a ti.