Calle…

Soledad y nada más
en la calle oscura
como buque abandonado
como alma envilecida
por la codicia y el pecado.

Calle de mil jardines
de campos y charcos mugrientos
de tenis colgando sin dueño
mientras se mecen al viento.

Esa calle gris
donde se ven las estrellas
donde ellos compran cuerpos
y los ofrecen ellas.

Calle de canciones de amor
de desesperanza y olvido
calle que no va con nadie
calle que no va conmigo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s