Fanfic en serie: Doble Problema Cap 19…

CAP 19: MORIR POR ELLAS

Un resplandor rojo se extendió por el piso, el demonio dio unos pasos y con una sonrisa maligna en su rostro dirigió el rayo que salía de sus manos hacia Akane, – Durch die Energie, daß dieses Buch zu mir konferiert, den es stirbt – (Por el poder que este libro me confiere ¡¡morirás!!)-.

Pero quiso el destino que una flecha salvadora se clavara en el Ma-Kai que salio volando por una ventana, -¡¡¡Noooooooooooo!!! ¡¡Mi libro!! ¡¡Mi preciado ma-kai!! ¡¡Mujer te vas a morir!!- gritaba con furia loca el monstruo.

-Sin tu libro no eres nada- dijo que Kagome que parada sobre una ventana observaba a Clove.

– es cierto, pero aun así… me puedo encargar de basuras como ustedes- y con velocidad propia de un guepardo recorrió en segundos el espacio que lo separaba de Kagome tomándola de la cintura, lo que hizo reaccionar a los Inu Yasha.

– ¡¡Déjala!!- protesto el Inu del futuro.

– Ella es mía ahora, al igual que esta otra, al igual que lo fueron sus novias ¡¡jajajajaja!!- y con Akane y Kagome en los brazos se dirigió a uno de los autos donde las deposito sobre el techo.

-Mírenlas por ultima vez- las de por si tremendas garras del señor de Ma-Kai se extendieron y las levanto para después bajarlas rápidamente ¡¡¡FUASH!!!, el ruido de los cuerpos al ser atravesados sonó brutal pero mas lo fueron los gritos de los jóvenes Ranma e Inu, -¡¡AKANEEEE!!- al mismo tiempo, -¡¡KAGOMEEEE!!-.

Esta vez fue rojo de la sangre lo que cubrió el suelo que les rodeaba, con toda la paciencia del mundo Clove se dio la vuelta -Ustedes son unos tontos obstinados- dijo mientras mostraba los cuerpos de Inu y Ranma del futuro que se retorcían ante el dolor de las enormes garras que atravesaban sus cuerpo, lentamente los cuerpos fueron resbalando mientras sus alteremos el pasado miraban con ojos espantados la escena.

–Esta vez…no nos las quitaste Clove- musitó un desfalleciente Ranma que intentaba sonreír.

-¡¡IDIOTAS!!- Clove pateó los cuerpos que rodando llegaron hasta los pies de sus otros yo, -¡Chicos!…no ustedes, debimos ser nosotros- les recriminó Ranma.

-Sin regaños hermano, nosotros comprendimos demasiado tarde nuestro error las dejamos solas y por ello debíamos exonerar nuestras culpas, ahora tal vez descansemos en paz- le respondió el otro Ranma.

-Es cierto, fuimos tontos, por favor que no les pase a ustedes lo mismo…..- las palabras se entrecortaron y los dos quedaron inertes sobre los brazos de sus respectivos yo, con la decisión en los ojos ambos hombre y demonio se levantaron dejando los cuerpos aun lado.

– ¡¡Tú!!- gritaron juntos mientras su aura crecía aun mas que antes haciendo que incluso los hechizos que sobre ellos pesaban desaparecieron, la luna volvió a ocultarse e Inu a ser normal, por otro lado el agua fría se convertía en caliente al tocar el ardiente ki que salía de Ranma trasformándolo en hombre.

-¿Ustedes tan bien buscan morir enanos?- se burló el demonio, que con su impactante fuerza uso su puño en contra de Inu que lo recibió en pleno rostro, pero extraña y sorprendentemente el hanyou no se movió un solo centímetro, -¿Qué sucede aquí?- preguntó Clove pero no hubo respuesta.

Como si de un trance se tratara los ojos de Ranma se pusieron blancos y con un solo golpe hizo que el demonio mordiera el polvo, – ¡¡No será tan fácil!!- amenazo este levantándose.

-No buscamos que sea fácil, sino doloroso- habló por fin Ranma, -Antes estábamos perdidos Clove, pero ahora estamos libres del velo que cubría nuestros ojos- quien esta vez hablaba era Inu.

– ¿De que hablan mocosos?- cuestionó Clove mientras retrocedía, – Es fácil Clove, sin quererlo nos convertimos en débiles cobardes, nos encerramos en nuestro orgullo y no quisimos abrir nuestros corazones a la verdad a eso que hace mas fuerte nuestros corazones- prosiguió Ranma.

-Eso es, ni si quiera nuestros yo del futuro lograban comprender bien esto, pero fuiste tú con tus palabras a ellos el que nos hiciste reaccionar Clove sin querer nos has dado la llave del triunfo- termino Inu.

– Ustedes ¡¡Están locos!!- un golpe a la quijada por parte de Inu le hizo callar, Ranma por su parte le daba una rápida dosis de Armaguriken a su pecho contra una pared.

-¿Qué pasa?, esto no esta bien, yo debería poder destruirlos sin problemas- Ranma se adelantó a Inu – esto se acabo despojo de demonio- y elevándose con un magistral salto pateó a Clove en la cara lanzándolo por la misma ventana que antes cayera el Ma-Kai, en el aire ya, Clove miro con ansia el libro que lo esperaba.

– ¡¡SI!! Será mío y podré mandarlos al infierno- pero eso no entraba en planes de Inu – Creo que esta vez hasta aquí llegaste- sacando la Tetsusaiga la lanzó directo al demonio – ¡el Ma-Kai es mío!- los dedos de Clove rozaron la pasta del libro y justo entonces…

Continuara…

Notas del autor: ¿me odian?, yo se que si y me da tanto gusto T-T, es un placer dejarlos así hasta el próximo capitulo, bien nos veremos en el capitulo final de esta historia.

Anuncios

Fanfic: CUANDO LLUEVE A PERROS Y GATOS…

La lluvia caía con fuerza sobre las calles de Tokio, Ranma e Inu, que se encontraba en su forma humana, estaban ahora sentados en un café buscando guarecerse de la lluvia.

-Estoy harto de esto, no puedo seguir así- aseguró Ranma mientras bebía un sorbo de su taza de café, – Tu maldición no es nada comparada con la mía amigo- contestó el perro demonio, sus ojos se clavaron en el reloj del muro, -Las 10 de la noche, Kagome va a matarme- Ranma no pudo menos que sonreír -¿Tanto te preocupa que opine ella?- Inu miró al chico de Nerima con ojos de rayo –No tanto como a ti Akane- hubo un breve momento de tensión y finalmente los dos dejaron salir una carcajada.

En el dojo Tendo mientras tanto Kagome miraba molesta el teléfono –No puedo creer que sea tan desconsiderado, cuando llegue a casa voy mandarlo por ese pozo y se va a golpear tan duro que se escuchara en China- Nabiki no pudo menos que sonreír –Sabes no me sorprende que Akane y tú sean buenas amigas, son idénticas- algo escéptica Kagome se dejo caer ante la mesa donde la hermana de Akane comía un platón de galletas -¿Tú crees? No veo mucho parecido físico entre nosotras- Nabiki remojó la galleta en la leche y le dio una pequeña mordida –Hablo de su carácter ustedes dos se parecen mucho- Akane penetró al cuarto al tiempo que se secaba el cabello y entró a la conversación –Bueno ¿en que crees tu que nos parecemos- le interrogo la chica de pelo azul –Bueno, son mandonas, enojonas, violentas si quieren…pero- Nabiki rompió una galleta a la mitad y la aventó al aire para después atraparla -¿Pero?- dijo Akane –Que por más que lo nieguen ustedes aman a esos dos idiotas – Akane estrelló su mano en la mesa -¡Eso es ridículo! Ese Ranma es un ingrato, nos dejaron aquí cuando saben que teníamos que estar en casa de Kagome a las 9:30, ¡cuando llegue voy a mandarlo al lago y te aseguro que el golpe se escuchara hasta China!- riendo y más convencida de sus palabras que nunca Nabiki se alejó del par de amigas.

Mientras tanto Ranma e Inu caminaban entre las atestadas calles de Tokio, la lluvia había cedido pero los miles de personas que caminaban aun de noche y el pesado trafico hacían difícil avanzar a cualquiera por más terco que este fuera, -¿Realmente crees que esto funcione?- dijo Inu enseñando a Ranma el pequeño paquete rectangular que llevaba entre sus manos – Claro, y si no siempre podemos lanzarnos por el pozo y perdernos- comentó Ranma, lo cierto es que ninguno estaba seguro y los corazones de ambos rebotaban de un lado a otro como una pelota en un campo de tenis.

Eran las 11 la noche cuando Inu y Ranma llegaron al dojo Tendo, pero a pesar de estar en la puerta ninguno parecía atreverse a cruzar el umbral, finalmente después de un minuto mirando con atención la fachada de la casa ambos jóvenes intercambiaron miradas y asintieron.

Apenas se abrió la puerta cuando Ranma había recibido un cubetazo de agua fría -¡Akane! ¡¿Me puedes decir que demonio te propones?!- grito el muchacho ante la desagradable sorpresa –Vamos chicos podemos arreglar esto- dijo Inu tratando de poner la paz de una forma ciertamente inusual para él, mas sus pocos deseos pacíficos se acabaron cuando un grito de -¡Sentado! –se escucho desde el fondo del cuarto.

A partir de eso todo fue una batalla campal, sin dar ni pedir cuartel las parejas se gritaban todo tipo de cosas casi hasta quedarse sin voces -¡Ya basta!- vocifero Ranma media hora mas tarde – ¡Estoy harto! Me largo de aquí- Akane iba hablar pero Inu la interrumpió –Ahórrense las palabras, los demonios no necesitamos que nos cuiden- e iba salir también cuando se asomó solo para lanzar el paquete sobre la mesa –Eso es para ustedes si les interesa- y con violencia cerró la puerta tras de sí -¡Baka!- fue lo ultimo que grito Kagome antes de patear el paquete a muchos metros de ella, muy molestas las dos combativas chicas se dirigieron al cuarto de Akane, mientras tanto el paquete era recogido del suelo por una misteriosa mano.

Repetidos golpes en la puerta hicieron que Akane abriera la puerta, Kasumi la aguardaba del otro lado -¿Qué pasa Kasumi?- por toda contestación Kasumi le entrego un cassete a Akane -Debían escuchar esto debe ser algún grupo nuevo- y sin aclarar nada mas se marchó dejando a las chicas bastante confundidas –Bueno, nada pierdes con probar de que grupo se trata – dijo Kagome adivinando la duda de su amiga – Si, tienes razón- Akane lo puso en su reproductor y al momento escucharon una lenta melodía al tiempo que dos voces apenas audibles se iban haciendo mas fuertes – Cantan bien- opinó Kagome –Si y la canción es romántica, lastima que Ranma e Inu no sean así- la canción terminaba y un aplauso sonó en la grabación –Vaya parece que fue en vivo- Akane iba a apagarlo cuando una voz la dejo paralizada –Esos fueron Ranma Saotome y su hermano el señor Inu, interpretando una canción original en este Karaoke que según dicen compusieron para las chicas de sus sueños, Akane y Kagome- los aplausos sonaron mas fuerte y tanto Akane como Kagome se quedaron de una pieza –Ellos…- musito Kagome –….Son increíbles- terminó Akane, -¿Los buscamos para decirle que ya lo escuchamos?- pregunto la muchacha del arco –Creo que ya lo saben- y un zapato voló por la ventana de Akane estrellándose en la cara de los mirones – ¡BAKAS!- gritaron al unísono las chicas, mientras Ranma e Inu corrían a toda velocidad hacia la salida de la casa huyendo de sus perseguidoras, aunque la verdad las dos estaban aun más seguras de lo que sentían por ellos y dudaban bastante en castigarlos esta vez…. pero solo esta vez.

FIN

Fanfic en serie: Doble Problema Cap 18…

CAP 18: RECORDANDO EL PASADO

El ambiente del lugar se hizo denso, las pesadas cadenas hacían que los prisioneros se arrastraran por el suelo, los dos hombres venidos del futuro intentaban levantarse, pero volvían a caer impotentes, los ojos de Ranma se llenaban de furia entonces recordó.

– Fue hace tiempo y lo recuerdo como si hubiera sido hace apenas unos segundos- su memoria se remontó al pasado, su pasado, -Akane- la imagen de la chica apareció dentro de su cabeza, pudo verla caminar y después caer fulminada por una gigantesca daga.

-Él me la quito, el me alejó de su ojos- su corazón se aceleraba a cada palabra a cada pensamiento y recuerdo, las lagrimas caían copiosamente, humedeciendo su rostro, sus manos se clavaban al suelo arañando el asfalto, sangrantes por el esfuerzo.

– No tengo te tengo a mi lado, solo tu recuerdo, estar lejos de ti duele- su mirada se pinto entonces de rencor, su aura empezó a crecer segundo a segundo, su pelo siempre trenzado quedo libre entonces, al igual que el, que usando la fuerza extraída del coraje rompió la cadena que lo aprisionaba.

-¡¿Qué esta pasando?!- Clove volteó y vio entonces la enorme explosión de poder que el Ranma del futuro desprendía.

-Eres un ser despreciable que no merece existir Clove, por lo tanto te eliminare- sin inmutarse el demonio levantó un trozo de la enorme cadena lanzándola contra Ranma, al cual golpeo en la frente.

-Quédate quieto, pequeño humano- Inu que había recobrado entonces el sentido que, pudo ver a su compañero pasar a su lado para después impactarse contra una de las escaleras por donde cayo rodando, – Ranma, tú peleas por ella, tú puedes recordar haberle dicho te amo, una vez en tu vida, yo ni siquiera tuve esa oportunidad, el también mató a Kagome y por eso, le haré sentir mi furia.

Él ahora humano completo uso su Tetsusaiga como bastón y una vez de pie la usó para cortar de tajo su prisión de acero, por su parte Ranma estaba de pie otra vez e intentaba vencer a Clove que solo reía con los pobres intentos de aquel hombre.

– Estas furioso, ¿verdad?, vamos golpéame, piensa en todo lo que la hice sufrir, en todo lo que le paso por su hermosa cabeza antes de que me bebiera su vida de un sorbo, estaba suculenta- el aura de Ranma llego entonces a extremos inesperados y propinó a Clove un golpe tan duro que el demonio se dobló sobre si mismo.

– ¡¡No me provoques sucia basura!!- en ese momento la pierna de Inu Yasha pateó la espalda del poseedor del Ma-Kai que cayo arrodillado.

-Yo la amaba, yo hubiese dado mi vida por ella, pero tú tenias que interferir- con pesadez propia de su tamaño Clove se puso de pie, – ¿Me culpas a mi de tu cobardía?, Inu Yasha si alguien es culpable de su muerte eres tú, si ella no hubiera estado sola cuando te necesitaba no hubiera muerto como murió, aunque te lo agradezco porque disfrute el ruido de sus huesos al romperse -.

Las palabras de Clove acabaron con la poca paciencia de Inu Yasha, – ¡¡Cállate yo no hice nada!!- se preparo para dar otra patada pero esta vez Clove estaba listo y la rechazo con un solo dedo.
Eres tan poca cosa, como lo fuiste entonces, los dos son poco menos que microbios, que se la pasan echando culpas a quien no la tiene, tu Inu Yasha, tú Ranma Saotome, los dos son cobardes, que no supieron disfrutar cuando ellas estuvieron aquí, yo las mate físicamente, pero ustedes las mataron del alma, si yo pude aprovechar sus almas, es porque ustedes dejaron que se pudrieran en soledad, la misma soledad que sienten ahora, yo seré un demonio pero ustedes siendo mas humanos que yo las destruyeron, su amor no es mas que una falsedad si no se atreven a hacerlo realidad, me dan lastima-.

El aura de Ranma decayó las palabras de Clove tenían mucha verdad, el había dicho a Akane que la amaba pero se había retractado, la había dejado sola por su terquedad, la había abandonado y cuando por fin se dio cuenta de su error ya era tarde, – Soy…un idiota- Inu sintió también el efecto de aquellas palabras, mas reales para el que para Ranma el ni siquiera pudo decirle te amo, solo oculto sus sentimientos tras su dureza demoníaca, de sus pretextos.

– ¿Yo la deje morir?- la fuerza que antes animaba a los peleadores desapareció por completo entonces y los dos hombres quedaron entonces de rodillas, con la vista perdida consientes de su error he inútiles para remediarlo, el demonio dejó que sonara entonces una carcajada que hizo retumbar el lugar, – ¿Ya se dieron cuenta?, entonces les daré el placer de acompañarlas- cruzo sus brazos y sus manos se convirtieron entonces en dos filosas espadas que blandeo con fuerza y a punto estuvo de cumplir su amenaza pero una cadena lo ató entonces de cada uno de sus brazos.

– No lo harás- dijo el joven Inu Yasha, – No dejaremos que un desalmado como tú nos elimine, sea en el futuro o en el pasado, te daremos lo que mereces- dijo ahora Saotome que sostenía la cadena jalándola hacia atrás.

– ¡¡Ya es suficiente ustedes dos me han dado m ultima jaqueca!!, esta vez mordieron mas de lo que pueden masticar- Clove movió sus brazos y los dos chicos cayeron delante de él, – ¡¡Observen el fin!!- el libro flotó sobre de su cabeza y su energía empezó a cargar su cuerpo, – les demostrare que este libro y yo los haremos pedazos-

Fanfic en serie: Doble Problema Cap 17…

CAP 17: SE REVELA EL MISTERIO.

La sardónica mirada de Clove recorría la oscuridad del estacionamiento palmo a palmo – Al fin tendré el placer de deshacerme de una vez y por todas de las dos más grandes amenazas a mi reinado- extendió su brazo y se dispuso a dar el tiro de gracia a los encapuchados.

– Tu te olvidas de nosotros Clove- se escuchó decir a Ranma que se acercaba al demonio.

-Oh no, usted señor Saotome tendrá su oportunidad de sufrir- al decir esto el señor del Manigen-kai abrió el libro que sostenía en sus manos y el cuerpo de Akane cayó a sus pies.

– ¡¡Tú!!, ¿Qué le hiciste?- decía Ranma mientras apretaba sus puños con furia y miraba alternadamente entre el cuerpo inconsciente de su prometida y el demonio.

-Aun nada solo estaba, ¿Cómo decirlo?, guardada- se escuchó al metal cortar el aire y Clove pudo ver como Tetsusaiga se clavaba en su cuello. -¿Esa es la famosa Tetsusaiga?- la tranquilidad del aquel ser sorprendió a Inu.

-Si este es el poder de la espada más fuerte del mundo, permíteme reír- pero acabo ahí, la incredulidad de Inu llego al límite cuando el demonio tomó la Tetsusaiga con la mano y la sacaba de su cuello con gran facilidad.

-No, eso no puede ser posible- la herida del cuello se cerró y Clove arrojó la espada a los pies de Inu, – Siento que su plan no funcionara señor Inu Yasha, pero sucede que soy demasiado fuerte, demasiado grande, para ese mondadientes que usted osa llamar espada-.

La cara de Inu se distorsiono completamente estaba realmente furioso, – ¡¡Te vas arrepentir!!- con un simple movimiento de la mano de Clove Inu salio volando por los aires, – Irrisorio y ridículo, si como medio demonio no me hacías ni cosquillas, como humano me resultas sencillamente patético-.

Al ver la forma en que su amigo era castigado Ranma se dispuso a enfrentar su rival, – ahora tu niña, ¿Qué es esto?, ¿una convención de mosquitos?- sin agregar mas Clove intento golpear a Ranma, pero este se agacho evitando el contacto.

-No soy tan fácil- se burló Saotome que seguía moviéndose a toda velocidad intentando no ser un blanco fácil para su rival.

-No, no, no, Ranma, no es correcto que intentes oponerte a tus superiores- Clove levantó uno de sus pies en forma de filosas dagas y lo colocó sobre la cabeza de Akane -Si te mueves la niña hará una rápida visita al infierno- las palabras de Clove cimbraron todo el cuerpo de Ranma.

Lo que el propio el infernal ser no sabia es que también habían afectado a uno de los encapuchados, que intentó dar un golpe a Clove acto que fue detenido por el demonio – Que tierno, dos Ranmas peleando por su Akane- Clove sopló a la cara del extraño la capucha cayó hacia atrás y dejo ver la cara de aquel hombre, al cual Ranma miró azorado.

-Ranma del pasado, te presento a tu yo futuro- fue entonces que Inu y Ranma comprendieron la verdad de aquellos dos extraños visitantes – Si el es Ranma, entonces ese otro- Clove levantó al otro encapuchado que se revolvía intentando zafarse de sus garras, – Así, es, el mismísimo Inu Yasha- la capucha cayó también y una larga cabellera negra quedo al descubierto.

– Eres un perro Clove, los chicos no tenían porque saberlo- la queja del Inu futuro fue acallada con un fuerte golpe contra una de las paredes del edificio.

– Nada me importan sus palabras inútiles, su ultimo momento a llegado, he perdido demasiado tiempo con ustedes, como ya dije serán pulverizados pero primero, no perderé la oportunidad de ver sus rostros de sufrimiento mientras aniquilo a su querida Akane-, levantando el Ma-Kai hacia la penumbra de la noche el señor de los demonios, invocó gruesas cadenas que se precipitaron sobre todos los humanos ahí presentes que inmediatamente sintieron disminuidos su movimientos, -¡Un reinado a muerto! ¡El de los humanos! ahora seremos nosotros los demonios quienes gobernaremos los mundos y mientras este libro este en mis manos ustedes no pueden tocarme ni lo harán- esta vez levantó en vilo el cuerpo durmiente de Akane y la amarro con las cadenas a una de las columnas del estacionamiento, -Y ahora si me lo permiten debo recitar el conjuro de los días oscuros, así que les ruego se pongan cómodos-, una especie de altar apareció ante sus ojos y se paró sobre él mientras leía en voz alta el libro.

Fanfic en serie: Doble Problema Cap 16…

CAP 16: DEBEN LUCHAR

Ranma e Inu estaban ahora a merced del terrible ser, que jugueteaba con sus noqueadas humanidades cual niño con figuras de acción, eso hasta que una voz resonó en su mente – ¡¡Incompetente deja de jugar y tráelos acá!!- al escuchar los mandatos de su amo Pier dejó de vapulear a sus victimas y al instante recogió como trapos viejos a sus enemigos y se encaminó a los aposentos de Clove.

A pasos lentos subió las rampas del gigantesco estacionamiento, arrastrando tras de si a los prisioneros, estaba a dos pisos de llegar cuando sintió una ráfaga de viento pasar a su lado, sus ojos se movían de un lugar a otro buscando lo que provoca aquello, pero no había nada.

-¿Se dejaran vencer?- dijo una voz desde un punto oscuro de la edificación, convencido que algo sucedía Pier dejó de caminar para soltar un sonido gutural de su boca que mas asemejaba a un simio que al humano que alguna vez fue.

– ¿Eso es todo?, me dan lastima- se escuchó decir a otra voz, que esta vez también llegó a los dos chicos, que abrieron sus ojos con lentitud, – No, puedo rendirme- decía Ranma aun semi inconsciente.

– Nunca lo haremos- respondió Inu, Pier ya no sabia que hacer y totalmente confundido miraba al lugar de donde venían las voces y a sus prisioneros, sin atinar a decidirse por alguno.
– ¡Inu! ¡Ranma! si deberás son quienes dicen ser deben luchar-, era justo lo que necesitaban ambos guerreros que alguien lastimara su orgullo.

-¡¡Lo somos!!- gritaron al unísono, haciendo uso de sus brazos para librarse de aquellas pinzas opresoras que detenían sus cuerpos para que después con perfecta sincronía dieran una barrida a las piernas de Pier que se desplomó causando un pequeño terremoto en el edificio.

Aunque esto no seria suficiente, la enorme bestia demoníaca se levantó sacudiendo su cabeza, para después juntar ambas manos y dar un golpe al piso del estacionamiento que abrió en dos dejando un profundo boquete de donde Inu y Ranma colgaban peligrosamente.

-No creo que sea el momento para decírtelo amigo pero me faltan las fuerzas- dijo Ranma quejándose.

– No hay tiempo para el dolor- le regañó Inu, que también batallaba con su forma humana, una sombra cubrió a los dos, era Pier que se acercaba cargando un contenedor de basura de tamaño considerable.

– Es ahora o nunca, ¡Inu! ¡Hagamos una jugada de espejo!- el Hanyou entendió el llamado del ahora chica y se balanceó de modo que sus pies tocaran los de Ranma y pudieran así subir.

-¡Ey grandote!- gritaron los dos chicos al mismo tiempo haciendo que el demonio no supiera a quien hacerle caso, – ¡Yo soy tu adversario!- gritaban de nuevo los dos aumentando el desconcierto del guardaespaldas de Clove, – ¡Ahora te daré una patada!- al escuchar aquella advertencia Pier cubrió de inmediato su lado derecho, dejando libre el izquierdo en el cual recibió la patada de Inu, furioso se volteó al chico demonio y fue entonces cuando Ranma le aplicó su especialidad, – ¡ARMAGURIKEN!-.

En menos de un minuto el monstruo caía noqueado, sin duda alguna la técnica de imitarse el uno al otro había salido a la perfección – ¡Excelente!- se oyó, Ranma e Inu Yasha voltearon y pudieron ver a los encapuchados que habían conocido en el bosque.

– Me da gusto que demostraran su poder- dijo uno de ellos, en eso un rayo de fuego cruzó en medio de los chicos que vieron como los encapuchados volaban por los aires ante la fuerza de este, – Sabia que estaban aquí- aquellas palabras no provenían de otro que no fuera Clove.

– ¿Quién eres tu?- preguntó Inu ante la llegada del nuevo adversario, – Yo quien cavara su tumba niños, aunque si quieren saber el nombre de quien les hará el favor de librarse de su inútil vida, yo soy el soberano del Manigen-Kai, Clove y ahora… ¡Serán desintegrados!-.

Fanfic en serie: Doble Problema Cap 15…

CAP 15: CAMBIOS INESPERADOS

La energía fluía por las manos de Clove, que con sus ojos en blanco pronunciaba las frases contenidas en aquel libro – Schwarzer regen der dunklen Tage fällt auf diese Masse, fallenläßt Ihren kalten Umhang von Badness, (Lluvia negra de los años oscuros cae sobre esta tierra expandiendo tu frio manto)-.

Y mientras el conjuro seguia su curso los dos guerreros buscaban desesperadamente la forma de librarse de esos autenticos tanques endemoniados.

¡¡¡BAAAKOOMM!!!, los puños de Sergei se estrellaban con fuerza sobre el suelo, -Si me da hara sere historia, debo hacer algo- gritaba Inu.

– Eso es bastante obvio, ¿pero que?- le respondio Ranma mientras esquivaba a Alex e intentaba patearlo.

-Estas cosas son de acero- de pronto la cara de Ranma se iluminó con una idea –Inu entreten a estos dos, ya se que hacer-.

-Lo hare Ranma, creo que es hora de que la Tetsusaiga y yo les demostremos como se pelea- Inu saltó hacia atrás y desenvainó su espada que brillo a la luz de la luna, -¡¡ahora si vengan por mi!!- y acompañada de aquella de atención el medio demonio giró su espada amenazadoramente ante la mirada atónita de los sirvientes de Clove.

-¡Te haremos trocitos Inu-Yasha!- Sergei tronó sus dedos y después su cuello, – Eso quiero verlo, ¡¡vamos atrápenme si se creen tan capaces!!-.

El combate empezó, las manos de Alex se cerraron sobre Inu, pero este le golpeó al estomago con la empuñadura de Tetsusaiga, – No soy tu mosca, y no dejare que me aplastes, podrás ser un demonio completo pero comparado conmigo… ¡¡Eres un pobre diablo de quinta!!- y antes de que el demonio pudiera reaccionar ya viajaba por los aires, hasta que un carro estacionado le marco el alto.

-Espero que haya tenido seguro- dijo Ranma mientras Inu sonreía a lo lejos – Que bien Saotome, ¿ya estas listo para…? ¿Qué harás?-.

Ranma acercó sus manos lentamente -Estoy un tanto agotado y por eso necesitaba juntar algo de energía para esto- una pequeña bola de energía roja empezó a crecer entre las manos del japonés, – ¡¡El huracán del….¡¡PUAF!!- la sangre brotó de los labios de Saotome.

– Nada de eso Ranma- era Sergei quien había detenido a Ranma con una patada – Ahora es tu turno perrito, ven acá cachorro- aquellas palabras no hacían sino acrecentar el enojo del hanyou.

-¡¡Tú no me ordenas!!- y blandiendo una vez mas su colmillo de acero Inu Yasha cruzó a Sergei de un extremo a otro.

-Eres un sucio perro Inu Yasha…- fueron las ultimas palabras del monstruo que cayo derrotado, ante Inu que con un veloz giro guardó la Tetsusaiga en su sitio.

-¿Eso es todo? – por toda respuesta Inu salio rebotado hacia uno de los pilares del estacionamiento donde cabeza probo el duro cemento – Creo que no lo es, jejeje- se regodeo Alex que sostenía un auto entre sus poderosas manos – Ahora te aplastare como la vil cucaracha que eres-.

Arrojó el carro hacia arriba y dando un salto de mas de cinco metros lo golpeó como si se tratara de un balón de voleibol – Au revoir, Inu Yasha-.

Al mismo tiempo Claude interrogaba a Clove,- esto es ridículo traje a la joven aquí para que la ofrecieras en sacrificio para mi, no para que te luzcas haciendo luces artificiales-.

Clove volteó enojado ante las aseveraciones del francés, – ¡¡Cállate!!, ridículo humano, si te traje aquí es porque necesitaba tu ayuda para deshacerme de esos dos- Claude no podía creer lo que escuchaba, – Pero yo te traje a la niña además sin mi tú no eres nada tu fuerza esta bajando ¿Recuerdas?-, Clove enseñó sus podridos colmillos mientras sonreía sádicamente,- ¡Idiota! necesitaba a la niña para atraer a esos dos, en cuanto a la energía, tú eres la perfecta batería-.

Claude dio un paso atrás, – ¿A que te refieres?- el temor comenzaba a llenarlo, – ¡¡A esto!!- los brazos de Clove se alargaron y con sus manos tomo a Claude por la cabeza atrayéndolo hacia si – Te engañe para llegar a mis dos mas molestos enemigos y para conseguir la energía que necesito, la energía que viene de ti- y pegando su horrible hocico a la boca de Claude empezó a drenar su energía.

El carro caía con gran fuerza Inu abrió entonces sus ojos, trato de moverse pero las piernas le fallaron – No ahora…-

¡BROOOMMM!, la explosión cimbró por completo el edificio – El trabajo esta hecho- dijo el poderoso Sergei dispuesto a marcharse.

-Me temo que estas exagerando un tanto tus comentarios- asombrado por escuchar que alguien le hablaba Sergei volteo a ver de quien se trataba, – ¡¡Ranma!!, ¿pero como?- así era el chico de la coleta estaba parado frente a el con su ropa destrozada y respirando dificultosamente.

– ¿Acaso pensaron que una patada acabaría conmigo?,yo no soy tan débil y ahora te mostrare como destruí ese auto antes de que llegara al suelo, ¡Huracán del tigre!- esta vez no hubo fuerza capaz de detener el poderoso ataque de Ranma que devasto por completo la entrada del edificio y el cuerpo de su rival – Ahora vamos por Clove- dijo el chico mientras ayudaba a Inu a ponerse de pie.

-Hiciste polvo la entrada así que supongo que subiremos por las ventanas- observo Inu Yasha, mientras limpiaba el hilillo de sangre que le recorría el rostro.

– Creo que si- hábilmente los peleadores se subieron por la cornisa de una de las ventanas recargaron sus piernas sobre la pared para tomar impulso y brincaron hacia el segundo piso, estaban a punto de entrar cuando un par de manos los pescaron por el cuello.

– Hola, jejejejeje- saludo demon-Pier, apretando sus manos y con ellas los cuellos de los chicos – No nos detendrás- aseguro Inu que empezó tomó la mano del demonio intentando abrirla, estuvo a punto pero entonces sintió como sus fuerzas lo abandonaban y su cabello se tornaba negro.

– ¡Inu!, ¿Qué te pasa?- era tarde para preguntar Inu estaba fuera de combate y Ranma también al sentir como una fina pero fría lluvia caía sobre su cuerpo convirtiéndolo en mujer dejándolo así a merced del demonio, que cargando los dos cuerpos empezó a subir la escalera hacia la guarida de Clove, que en ese momento terminaba sus alimentos o mas bien con Claude al cual arrojo sobre un montón de basura, – Maldito traidor- murmuró el mago ya que apenas podía hablar su cara antes joven era ahora un rostro cadavérico, – Claro que no, te prometí que serias igual a mi y ahora eres parte de mi, jajajajajaja, siéntete orgulloso Claude el mundo de los humanos será al fin parte de nuestros dominios-.

Continuara…

Fanfic en serie: Doble Problema Cap 14…

CAP 14: 30 MINUTOS PARA MORIR

Ranma sentía el aire en su oídos, la velocidad de su caída era enorme, – Tsk, voy a acabar como una mancha- al pasar por una de las ventanas pudo ver a Inu, – ¡¡Ranma, tu mano!!- el arte marcialista se estiró al máximo pero ni si quiera el ultimo intento basto para alcanzar la mano de Inu Yasha, – ¡¡ahora si me voooooooooy!!-.

Ranma cerro sus ojos esperando el fin cuando la voz de Inu volvio a escucharse – ¡¡la bandera!!- entonces abrió los ojos – ¿bandera?- fue entonces que pudo ver una bandera con el símbolo del hotel ondeando enfrente de él.

– ¡Si!- Ranma se prendió de aquella bandera salvadora para dar después dar varios giros – ¡¡waaaaaa!!- finalmente la bandera se zafo del asta y el chico salio volando hacia delante para terminar su viaje en medio de la piscina del hotel de donde momentos después salía una pelirroja.

– Claude la próxima vez no te dejare ir- un rato después ya seco y convertido en hombre Ranma e Inu sacaban información a Alex y Sergei de forma por demás por demás convincente.

-Hablas ahora o te daré mas de lo mismo- la boca de Sergei se abría como tratando de respirar, – no les diré, pero no me den mas de eso-, Inu sonrió complacido.

-Tenias razón la comida de Akane puede sacarle la información a quien sea- Ranma subió un pie a una silla, – bien, ¿A dónde se llevo Claude a Akane?- el hombre parecía recio a contestar pero con solo ver la cuchara que se acercaba a su cara cambio de idea.

– Ellos están en el estacionamiento del edificio Suny, al este del distrito 3- la cuchara fue dejada en la mesa y los chicos salieron a toda velocidad.

-Kagome, nos vamos, cuida bien a los prisioneros si se mueven dales de comer- Kagome no entendió muy bien lo que decían solo vio salir mientras se encogía de hombros, el interrogatorio había sido lento habían pasado varias horas y la torre de la universidad de Toudai ya marcaba las siete de la noche.

-Es tarde, espero que no haya pasado nada aun- la mortificación de Ranma era con justa razón habían perdido tiempo valioso, primero en esperar a que los guardaespaldas despertaran y después en el interrogatorio.

-Tranquilo llegaremos- aunque aquellas palabras no convencían ni al mismo hanyou.

Y allá en el ultimo piso del estacionamiento del edificio Suny, – he traído lo que me pediste Clove- le decía Claude a su yo futuro.

– Excelente eres tan bueno como siempre lo fui-, Akane miraba al repugnante demonio de lejos su aliento azufrado llenaba el estacionamiento en su totalidad..

-Ahora, ¿podré ser tan poderoso como tú?- Claude esperaba impacientemente la respuesta de aquel ser, – claro que si, lo serás…¡Ah!… el chico y el medio demonio se acercan, puedo sentirlo-.

-Claude gruñó dejando ver sus dientes, – ¿Qué?, les ordene a Alex y Sergei que se encargaran de ellos-, un estanque de de lava apareció ante Claude, – Míralo con tus propios ojos Claude, ellos siguen vivos- la lava se convirtió en remolino y las figuras de Inu y Ranma se dibujaron en el torrente.

– ¡Maldición!, tienen mas vidas que un gato- Clove trono dos veces sus deformes dedos y dos hombres de sombrío aspecto aparecieron por una puerta, -No te preocupes creo que mis propios Sergei y Alex podrán con el trabajo- los nombrados dieron un paso al frente, Claude lo miro asombrado, -¿Esos son ellos?- los dos guardaespaldas sonrieron mostrando sus colmillos acerados y sus lenguas bifidas.

-Bueno tuve que hacerles algunos cambios, tú sabes debían estar a la altura de un rey demonio, ahora vayan por esos dos y tráiganlos ante mi, los aniquilare con mis propias manos-.

Los ahora monstruosos guardaespaldas rieron un poco y saltaron por una de las ventanas que daban a la planta baja del estacionamiento justo enfrente de los dos guerreros.

-¡Eh!, Inu dime si miento, ¿estas cosas son?- Inu alejó su largo cabello de sus ojos – Si, no se que diablos les paso, pero no me importa igual deseo patearlos- y los dos chicos se acomodaron espalda con espalda esperando el movimiento de los dos obstáculos en su camino.

Volviendo arriba Akane había sido acomodada sobre una mesa, donde fue encadenada de pies y manos, – ¿Ya es hora del sacrificio?- preguntó el siempre apurado Claude, – no, quiero que esos dos vean el acto, me van pagar todo lo que me han hecho sufrir, ¡Pier!- Al momento otro de los mejorados guardaespaldas de Clove se hizo presente.

– Ordene y obedezco-, le dijo el gigante,

-Tráeme el frasco de mandrágora negra- así se hizo y al instante el nuevo Pier trajo lo encargado por su señor – ¿Qué vas hacer?- pero Clove estaba muy ocupado para atender a Claude, repentinamente se levantó de su dorado trono y un relámpago sonó a sus espaldas.

– Él libro- con la avidez del que quiere saber que ocurrirá el mago entregó el Ma-Kai al demonio, que empezó a leer un conjuro, aparentemente en alemán -Ich rufe zur gleichen Energie des Chaos, Zeitfortschritte Ihre Sande hervor und Sie tun, um zu Selene zu gehen (invoco a la misma energia del caos avanza tiempo tus arenas y para hacer caminar a Selene)- destellos rojos salieron del lago de lava y el cielo se torno escarlata.

-¿Qué se supone que haces?, ¡¡exijo que me lo digas ahora!!- amenazante Clove se sento en su trono..

– ¡¡Tú no estas en posicion de exigir!!, aun asi te dire…este hechizo es capaz de cambiar las faces de luna nueva asi Inu Yasha estara a mis pies y mi venganza dara inicio- Aurie aun no parecia muy confiado, – Me supongo que tambien piensas encargate de Saotome- el demonio asintio, – Por supuesto y es por ello que ahora invocare el hechizo de Kalter Regen (Lluvia fria), en menos de 30 minutos cuando los dos hechizos esten listos sabran lo que se siente morir-.

Fanfic en serie: Doble Problema Cap 13…

CAP 13: CAIDA MORTAL

A cada paso la escalera parecía hacerse mas larga y es que cuarenta pisos no eran fáciles de subir,  menos si habías corrido tanto como Ranma ya lo había hecho ese día, pero eso no importaba por salvar a Akane llegaría de ser preciso al mismo infierno.

Atravesó rápidamente todos los pisos hasta llegar al techo mismo del edificio ahí arriba lo esperaban los guardaespaldas de Claude que miraba la escena detrás de ellos.

– Es débil, Alex acaba con él, Sergei acompaña a Alex, solo por si aun ocurren los milagros- los dos hombres hicieron una reverencia en señal de aceptación.

-¡Espera! ¿Quién demonios eres tú?- gritó Ranma a Claude.

– Bien dicho Ranma Saotome, tú lo haz dicho, yo soy el demonio y ahora si me lo permite Mounsier tengo una cita con la linda Akane Tendo- al escuchar esto ultimo saltó en contra de Claude pero su patada fue detenida por un látigo que primero rodeó su cuerpo y después lo azotó contra el piso.

-Mortaine, ya vamonos dejemos a los chicos terminar su trabajo- el tercer guardaespaldas se retiró así de escena dirigiéndose al helicóptero que antes aterrizara en el techo.

-Bien Mounsier Saotome nos vemos luego- se despidió Aurie mientras reía burlonamente ante el caído Ranma que limpiaba la sangre que salía de su boca – iré por ti Claude y no te dejare un solo hueso sano- Claude solo se volvió de espaldas y levantó su mano en señal de despedida, al tiempo que de un rincón sacaban a Akane ataviada con un vestido blanco y diminutas flores azules en la cabeza.

-¡Akane!- el grito se hizo débil mientras Ranma era elevado de nuevo por lo aires para ser despedido hacia Sergei quien lo recibió con un golpe de sus chacos.

-Son buenos- murmuro Ranma intentando recuperarse de la barrida que acababan de darle, – Somos mucho mejores de lo que tú crees- presumió Sergei, un pie se detuvo a centímetros del cuello de Ranma para después dejarse ir sobre él a toda velocidad.

Pero el chico no lo pensó dos veces y al sentir el peligro dio un rápido giro y el pie de su enemigo pegó directo contra el cemento ocasionando varias grietas, – Oye tú cucaracha haz el favor de no moverte que me haces mas difícil mi trabajo- aquel comentario sin duda irritó a Ranma que con levantándose de un solo salto la emprendió contra el musculoso Sergei que solo atinaba a mover su rostro de un lado a otro esquivando las patadas del chico.

-No te olvides de mi- y el recordatorio de Alex vino acompañado de un golpe a la parte baja de la espalda de Ranma, – No creas que lo hago- fue entonces que Saotome demostró que estuvo haciendo en las montañas durante esos días.

-¡¡AAAAAAAAHHHHH!!- el grito no fue mas que una sencilla advertencia de lo que se avecinaba saltando sobre la cabeza de su rival el maldito de jusenkyo bailó sobre ella sin que este pudiera evitarlo.

– ¡Bájalo de ahí!- el exaspero de Alex hizo reaccionar a su compañero quien dirigió con gran fuerza sus chacos sobre Ranma pero con tal mal tino que solo atinó a golpear al propio Alex.

– ¡Supremo idiota! ¿Qué haces?- se quejo el dueño del látigo – Lo siento, él se quitó- pero discutir no era una buena idea en ese momento y Ranma comprobó mi teoría al usar ambas piernas para empujar a Alex que se fue de bruces para caer sobre Sergei que se dobló ante el peso de su amigo.

-Vamos, ¿ya se cansaron?- preguntaba el alumno de Furinkan moviendo su dedo en señal de reto – ¡Tú no te burlaras de mi!-.

El látigo de Alex resonó como trueno pero para su sorpresa Ranma había desaparecido – ¿Qué demonios?, ¿Dónde esta?- sintió que alguien tocaba sus pies – hola- le saludo Saotome para luego darle un codazo de entre las dos piernas que lo hizo retorcerse y lanzar un agudo grito.

-Lo siento, ¿te dolió?, ups creo que tu amigo se desmayo-, la cara de Sergei estaba sudorosa, secó una gota que caía por su rostro y aparentando lo mas fuerte que podía sus chacos lanzo el primer golpe.

-¿¡Como que el helicóptero aun no esta listo!?- el enfado de Claude hizo saltar a Mortaine, – Lo siento Juene Claude, olvide cargar el combustible, pero aquí mismo tenemos mas lo cargare enseguida-.

¡TASK!, el golpe sonó sordo y la sangre de Mortaine bañó el rostro de Akane, Aurie había metido su mano en su boca sacándola por la nuca, el terror invadió entonces a la chica.

– ¡Pier, carga el combustible a esta chatarra y si no lo haces bien ya viste que pasara!- nervioso el Pier obedeció a su jefe, al mismo tiempo la cara de Sergei era arrastrada por el lugar.

¿No te parece que ha sido suficiente?- Le interrogó Ranma, Sergei se retiró sus estropeadas gafas y extendió sus chacos – Conocerás de que soy capaz pequeña molestia- la cadena se tenso, el ataque estaba listo, entonces el ruido de un motor hizo que Ranma volteara al hacia arriba – ¡¡Au revoir mon ami!!- se despidió desde el aparato el mago francés.

Ranma se impulsó agachándose un poco y usando la cabeza de su enemigo como trampolín consiguió brincar lo suficiente como para aferrarse con fuerza a la puerta de la maquina voladora, -Lo lamento, pero no planeamos llevar pasajeros durante el trayecto, así que despídete- se burló Claude para después pisar la mano de Ranma que termino en una caída libre-.

Fanfic en serie: Doble Problema Cap 12…

CAP 12: MIRA DENTRO DE TI

Arrodillado ante Kagome Inu pensaba que habían llegado sus últimos segundos en este mundo, ¿una vez mas quedaría dormido en vida o esta vez seria por fin llevado al reino de los muertos?, eso ni él lo sabia.

-Si todo va acabar aquí debo verla, si he de morir por ella que sea mi ultima imagen en esta vida- levantó su rostro y clavo su mirada en los ensombrecidos ojos de Kagome.

-¡Acaba ahora Kagome! no me tortures mas, no de nuevo-cientos de imágenes se agolpaban en la cabeza de Inu, sintiendo como la vida se le escapaba de nuevo entre las manos.

-Kagome ¿es que no piensas terminar nunca?… ¡Maldita sea, si estas dispuesta a matarme hazlo de una buena vez!…no me obligues a odiarte como la odie a ella, no a ti, no- Inu temblaba de pies a cabeza sus manos contra el suelo se crispaban ante la impotencia de verse sin salida.

– ¿Odio?, ¿ella?- algo quería decir todo eso pero la confundida mente de Kagome no encontraba las respuestas exactas, ¿Por qué el quería odiarla?, ¿no era acaso su enemigo?, – Inu-Yasha no me confundirás con tus palabras, tu eres mi enemigo- decía Kagome tratando de convencerse así misma.

– Yo no soy tu enemigo, ¿Acaso ya no me recuerdas?, soy el tonto que siempre te molesta, que dice que apestas- aparentemente las palabras de Inu surtían efecto Kagome dio un paso hacia atrás mientras bajaba su arco – Yo…no…¡Morirás!- pero de nuevo se detenía su mente era un remolino una pelea interna entre su verdad y las mentiras de Claude, su rodilla se recargó en el suelo y se remonto al teatro…

FLASH BACK:

Kagome: ahora si podremos ir a buscar a Inu.

Claude: me temo mi querida Kagome que la búsqueda del joven Inu-Yasha no será esta noche.

Kagome: Claude, ¿Qué significa todo esto?

Claude: Es muy sencillo mi niña que Inu-Yasha y Ranma deben ser destruidos y tu nos ayudaras a que eso suceda.

Kagome: yo no haré eso.

Claude: Vaya que lo harás quieras o no.

Claude se quito uno de sus guantes y dejo al descubierto su mano la cual lucia sus largas uñas, se acerco a la chica que forcejeaba con los guardaespaldas sin poderse soltar, levanto su mano y lentamente hundió su uña en la frente de Kagome.

Claude: Escúcheme Mademoiselle Kagome usted esta bajo mi control.

Kagome dejo de forcejear y su cuerpo se puso tan rígido como el mismo acero.

Kagome: Lo estoy amo Claude.

Claude: Bien así me gusta, ahora entiéndelo bien, Ranma Saotome e Inu-Yasha son tus enemigos, enemigos de tu amo y por lo tanto deben morir como las tristes alimañas que son.

Kagome: Deben morir…deben morir…

Fin del Flash back.

-Deben morir…no, ellos no…- al ver que aun tenia una esperanza el joven demonio trato de ayudar a Kagome en su desvarío.

-Vamos Kagome lucha, tú sabes que esta no eres tú- a estas alturas Kagome estaba recostada sobre la escalera sus manos en su sien como si un terrible dolor de cabeza se hubiera posesionado de ella.

-Matar….no es la respuesta…pero ellos deben morir- limitada como estaba su poder sobre Inu ceso y el joven pudo ponerse de pie.

-No hagas caso, nadie es tu dueño Kagome, no lo es, trata de recordarme, recuerda a este tonto, yo el de los portazos, si quieres darme un golpe después lo comprenderé, me sentare si así lo quieres, pero no te des por vencida, busca en tu mente, vamos mira dentro de ti…–

-Hubo un instante de silencio, de pronto Kagome se levanto como si algo la impulsara desde abajo -¡Cállate! – grito, se dio la vuelta y exhausta cayo sobre los brazos de Inu.

-¿Estas bien?- se apresuró a preguntarle -Si…pero no estaré feliz hasta que te de el golpe que me prometiste- contesto sonriendo, Inu la levantó en brazos y empezó a subir las escaleras.

– ¿Qué golpe?- preguntó despistadamente el medio demonio ¡¡Inu-Yasha eres insoportable!!- gritó Kagome mientras se recargaba contra el, – “gracias, después de todo creo que ya se que hago aquí”- se dijo para si mismo.

Fanfic en serie: Doble Problema Cap 11…

CAP 11: DOLOR.

El frió viento de la montaña poco importó a los dos chicos que corrían a todo lo que les daban sus piernas, al fin llegaron a la entrada de la capital japonesa, un enorme cartel de bienvenido a Tokio así lo anunciaba.

Entraron presurosos a la ciudad, brincando autos, hombres, mujeres, niños, arrollando botes de basura y tropezando a cada momento.

No paso mucho rato para que estuvieran ante el hotel, desde abajo pudieron ver que un helicóptero descendía sobre en la punta del gigantesco rascacielos, debían entrar era imperativo encontrar a las chicas.

Como pudieron rompieron el candado electrónico que cerraba la puerta, era evidente que algo sucedía, penetraron a la recepción estaban a punto de subir las escaleras cuando el recepcionista acompañado de guardias de seguridad del lugar les impidieron el paso, – Lo siento caballeros pero su presencia ya no, no es grata en este honorable establecimiento-.

Inu se adelanto y tomando al recepcionista por la corbata lo levanto por los aires para estrellarlo en contra de un sillón -Le advierto amigo no trate de detenernos o puede irle peor- gruño el medio demonio.

-Usted bestia salvaje no puede tratarme así- a una orden del recepcionista los guardias de seguridad se abalanzaron sobre los “indeseables” que dándose cuenta de su situación se dispusieron a hacer lo que mejor sabían.

Ranma fue el primero en probar suerte un sujeto corpulento intento propinarle un golpe con su tolete pero Ranma esquivó con gran habilidad el arma de su atacante tirandose al piso, luego con rapidez inusitada levantó sus piernas tomando al guardia por el brazo para después azotarlo con fuerza sobre uno de los escalones.

Inu también hacia lo propio y su espada dio buena cuenta de los dos tanques de gas que planeaban usar su contra vaciándolos este sobre sus oponentes impidiéndoles así la visibilidad.

Terminado el trabajo Ranma miró amenazante al recepcionista -Si eso es todo, con su permiso, ¡maldito idiota!- y sin prestar mas atención al asustado hombre ambos guerreros empezaron a subir las escaleras que los llevarían al elevador, justo al llegar a este un fuerte sonido y la oscuridad total los hicieron entender lo ocurrido.

-Cortaron la energía, si hubiera tiempo les partía el alma – el hanyou podía sentir el hervir de su sangre.

-No te desesperes si no es por el elevador será por las escaleras eso es lo que menos importa- siguieron pues subiendo los escalones cuando una silueta conocida se interpuso en su camino.

-¡¡Kagome!!- Inu corrió a su encuentro pero lo único que obtuvo fue una mirada de hielo y un arco que apuntaba a su frente –quédate quieto ahí, basura insignificante-.

Inu no cabía en su asombro realmente Kagome le apuntaba con su arco – Kagome, ¿Qué significa esto?- un rodillazo al estomago fue la única respuesta que obtuvo de la chica.

¡Inu!- Ranma iba a ayudarlo pero las palabras del perro-demonio detuvieron sus intenciones – ¡No!, esta es mi batalla, sigue adelante, busca a Akane yo de encargare de esto- entendiendo las palabras de su amigo Saotome siguió de largo.

–¡Espera! Tú, medio hombre ¡ven acá!- Kagome apuntó su arco hacia Ranma pero el tiro fue evitado por Inu, que tomo la flecha en el aire.

-Él puede pasar, tú tienes que enfrentarte a mí- Inu sabía que dañar a Kagome no era una opción, pero era lo bastante listo como para darse cuenta que no tenia otra salida que detener a la chica como fuera posible.

Inu-Yasha, esta es la ultima vez que me rompes el corazón, evitaste que me deshiciera de la escoria, eso pondrá triste al amo Claude y eso me pone…¡Furiosa! Hacerme eso tiene un precio que debes estar dispuesto a pagar- Kagome puso una nueva flecha en el arco apuntando de nuevo al joven que sacándose la gorra que le prestara Saotome esperó el ataque, fue entonces cuando sus oídos escucharon la frase que le haría perder aquel duelo – ¡¡Siéntate!!- la inmovilización fue instantánea y cayó sin oponer resistencia.

Ahora si, te voy ayudar a tener un tercer ojo- dijo con sarcasmo la chica.

–Kagome…no- el arco se tensó lentamente mientras Inu sentía el dolor, no dolor físico, sino el dolor de morir de nuevo por la mano de quien más amaba.